“Empecemos nuestro caminar por los sabores”

Comenzamos nuestra andadura por el buen comer, en estas tierras de D. Quijote, Ciudad Real. No buscamos la excelencia en la gastronomía, solo el comer tradicional, la comida de cada casa, de nuestras madres y abuelas, de nuestros padres, porque también ellos guisan; de todos aquellos que nos quieran obsequiar con esa receta que tienen guardada en su corazón, desde que un dia, un ser querido le enseñó a hacerla. 

Estas son las recetas que buscamos, las que han pasado de generación en generación, aun sabiendo, que de esa receta primitiva ya queda poco, o no. Lo que sí, es indiscutible, que sigue guardando la esencia, el aroma y el sabor de antaño, el cariño con el que se cocinaba, a las brasas  del carbón y la leña. 

Como todo en esta vida, la cocina está viva, porque somos nosotros los que le damos vida a esa recetas, adaptándolas a nuestros gustos. Somos de los que creemos, que la receta no debe ser al pie de la letra, debe guardar su alma pero abrazando nuestro sabor.

Igual que en nuestros viajes tratamos de descubrir lugares y rincones con encanto, en la cocina miraremos por un lado y por el otro, intentando descubrir libros, manuscritos, recetarios ya olvidados… donde obtener recetas originales, recetas típicas, recetas antiguas de nuestras gentes, sabores que se perdieron en el tiempo y que nosotros, volveremos a llevar a los fogones para darles vida a sus viandas, caldos y olores, con los que recuperar el sabor de antaño, el paladar de la memoria.

Como dice Carlos Herrera: “Cada uno es lo que come y gusta comer…” Cada uno de nosotros, debe poseer sus propias recetas, esas que nos haga encontrarnos con nosotros mismos a lo largo de nuestra vida, de costumbres y recuerdos que nos han hecho ser como somos.

En nuestro recetario, recogeremos todas aquellas recetas que lleguen a nosotros, recetas que nos ofrezcan con generosidad, los lugareños de los pueblos que visitemos, recetas recuperadas de antiguos libros, recetas olvidadas. Pero a todas, les haremos un pequeño sitio en nuestro corazón para compartirlas con vosotros y asi, las hagáis vuestras, aportando vuestro toque que las identifique con vuestro sabor, con tus recuerdos.

De antemano, dar las gracias a todos aquellos, que al sabor y olor de nuestras recetas, hayan recordado algún momento de su infancia o juventud, de su vida, al lado de sus seres queridos. Solamente por ese recuerdo, habrá valido la pena compartir un pellizco de nuestras vidas con vosotros.

Las mejores recetas de comida de Ciudad Real

➡️ Receta: Arroz con pimientos asados

➡️ Receta: Arroz meloso con conejo